Creencias erradas sobre la meditación

Creencias erradas sobre la meditación
08/09/2016 No Comments » MEDITACIÓN Liv Gyandev

Estamos siempre oyendo sobre los beneficios de la meditación, pero realmente tenemos claro lo qué es? Existen muchas cosas que se entienden por meditación pero que en realidad no lo son. Vamos a ver todas aquellos puntos que se han considerado meditación por la mayoría de la gente, pero que en realidad están en un error:

  1. La meditación no es una práctica religiosa

    La meditación no es un ritual específico exigiendo que se sienta en una postura particular, cantando algunos mantras específicos o con la quema de algún tipo de incienso. Tampoco significa hacer un ejercicio en particular en una actitud concreta. La meditación es una cualidad de nuestra existencia. Cuando te das cuenta de tu verdadero “yo” y la realización de cualquier tipo con la conciencia, se convierte en la meditación. Es cierto que se necesita algún tiempo para aprender a meditar y requiere un cierto esfuerzo genuino por parte del practicante el aprender meditación, pero eso no quiere decir que la meditación esté relacionada con ninguna religión o ritual concreto. Cualquier persona, independientemente de su origen, religión, casta, credo o nacionalidad puede hacerlo. La meditación no es una cosa tan seria. Cuando lo entiendes, será pura diversión el acto de meditar.

  2. La meditación no es Relajación

    ¿Qué hace la relajación? Te relaja, te da calma, te aporta una sensación de serenidad y te rejuvenece.
    La meditación también hace que te relajes. Pero sin ninguna duda, la meditación no es Relajación.
    Cuando meditas el resultado natural es la relajación.

  3. La meditación no es concentración

    Esto es un gran error!: La meditación es sólo una forma de concentración.
    Cuando te concentras, proyectas constantemente tu atención hacia una tarea o actividad en particular. En la meditación, sin embargo, no proyectas tu atención hacia una tarea o actividad en particular. Sólo permaneces consciente del momento presente, sin elegir nada para concentrarte en ello. La concentración es importante para el aprendizaje de la meditación. Será de una gran ayuda (sobre todo en la fase inicial) a la hora de aprender a meditar. Sin embargo, no es meditación.

  4. La meditación no es un estado mental

    Más bien es un estado de nomente.
    Muchos aparatos están disponibles en el mercado que prometen llevarnos a un estado de meditación (a menudo conocido como el estado alfa de la mente). Los científicos han observado que hay básicamente 4 estados de la mente, dependiendo de la frecuencia de
    las ondas de la mente. Estos estados son alfa, beta, gamma y theta. Beta es el estado en el que vivimos y realizamos todas nuestras actividades del día a día. Alfa es el estado justo debajo de Beta. Este estado (alfa) es a menudo conocido como el estado de meditación. Gamma y Theta son los otros estados de la mente en mayor profundidad.
    Ahora lo que todos estos aparatos científicos pueden hacer es llevarnos al estado alfa. En el estado alfa se llega a estar todavía, tranquilo y calmado. No hay tensión, sin estrés. Todo tu ser interior se convierte en pacífico.
    Pero ten en cuenta que el propio estado alfa no es meditación. Alfa es el estado de la mente en la meditación. La meditación es el conocimiento de nuestro verdadero ser en alfa.
    Estarás en meditación si permaneces despierto y consciente en el momento presente en el estado alfa de la mente es decir, en el estado de calma absoluta. Ningún dispositivo electrónico puede crear “conciencia”. Sólo pueden crear condiciones adecuadas para darnos cuenta de lo que es “verdadera conciencia ‘.

  5. La meditación no es autohipnosis

    Tanto en la auto-hipnosis y en muchas técnicas de meditación se requiere, al menos, un período inicial de concentración en un objeto. Sin embargo, en la meditación, el meditador mantiene una conciencia de aquí y ahora, y permanece consciente en el proceso de meditación que no es precisamente el caso en la hipnosis. En la hipnosis la persona entra en un estado de trance semiconsciente
    y se convierte en consciente del momento, que no es el caso en la meditación.

  6. La meditación no es pensamiento

    Es más bien el proceso de trascender el proceso del pensamiento. Nuestra mente es muy charlatana, no para de crear todo tipo de buenos, malos pensamientos, / pertinentes / irrelevantes todo el tiempo. En la meditación nos damos cuenta de que no somos sólo nuestro cuerpo y mente. Existe en nosotros una conciencia independiente con todo tipo de pensamientos. Conocer esta toma de conciencia es de lo que trata la meditación.

Por: Nirankah

Acerca el Autor

Leave a reply

A %d blogueros les gusta esto: